10 enero 2011

Adolescentes y lectura.


El otro día tuve la oportunidad de escuchar un diálogo de adolescentes.

Estaban sentados tres jóvenes junto a mí, en la piscina donde entrenan mis hijos. Se contaban los regalos de Navidad. El regalo estrella estaba siendo una nueva versión de un juego de fútbol. Llegó un chico que levantó la mano a modo de saludo y se sentó junto a los demás.

- ¿Qué te trajeron los Reyes? --preguntó uno--, ¿el Fifa 2011? --dijo entusiasmado.

- No me gusta la Play --respondió desafiante.

A los pocos segundos, sentenció:

- Pero tampoco me gusta leer, ¿vale?

6 comentarios:

Marina García dijo...

No puedo hacer otra cosa que sonreír. ¡No sabe lo que se pierde! En fin, espero que en unos años cambie de opinión y se entregue a las páginas de los libros. Un saludo ;)

José Luis Martínez Clares dijo...

Efectivamente, los letraheridos somos una casta sospechosa y, ciertamente, denunciable. Es normal que la sociedad desconfíe de nosotros, porque no hay nada más subversivo que una idea propia.

Mario dijo...

Los adolescentes suelen decir que no les gusta leer, sin embargo practican la lectura casi todo el tiempo, leen En diferentes medios electrónicos, como su celular o su iPod, leen imágenes y recados, notas y leen en su muro de facebook o su timeline de twitter.

Mar dijo...

Qué bueno el diálogo!!Parece de chiste!!
Lástima que sea de verdad...

Rina dijo...

Seguramente lo dice para que sus amigos no lo miren como un bicho raro y le repudien, que pena que la cultura no se valore :(

Los libros de Eva dijo...

Pero no sé yo... Creo que no es igual leer el Facebook que un libro, ¿no?