15 octubre 2008

En pocas palabras

Con el inicio de una actividad de animación a la lectura que realizo localmente, con niños de entre 3 y 7 años, quise presentar brevemente el taller a las madres y los padres de los alumnos. Esa tarea de reducir el mensaje a pocas palabras es útil para uno mismo y, por si lo fuera para otros, la comparto aquí. (No hará falta decir que la brevedad no debería ser obstáculo para la crítica constructiva y más cuando la razón esencial de un blog es compartir de un modo que permita el diálogo.)
La lectura es una de las actividades intelectuales más enriquecedoras, porque exige un gran esfuerzo mental para reconstruir los mundos de ficción y la psicología de los personajes. Además enriquece el lenguaje y enseña experiencias de tiempos y lugares remotos o imaginarios, que no podríamos conocer de otra forma. Hace que nos surjan muchas preguntas, hace «funcionar la cabeza». Por todo ello, la lectura es esencial para que los niños piensen mejor por sí mismos.
Sobre todo en las edades más tempranas, debemos asociar siempre la lectura con la diversión, nunca con el castigo. Además, conviene que leamos con ellos un poco cada día: que les leamos cuentos y poemas, si son pequeños; si ya empiezan a leer por sí mismos, que alternemos y unos días leamos nosotros y otros lean ellos. No hace falta que sean más de cinco minutos (¡aunque puede durar todo lo que queráis!), pero importa que sea regular, todos o casi todos los días.

6 comentarios:

Paloma Zubieta López dijo...

Gonzalo: Ten la seguridad de que un comentario así, siempre es útil para no perder el faro, ya sea porque aporte algo nuevo, ya porque rescate algo de la memoria.

Enhorabuena a todos por el espacio al que le sigo la pista hace un tiempo, da nuevos bríos a todos aquellos que perseguimos contagiar el sueño de leer, un abrazo.

Mariela Ferrada dijo...

Hola Gonzalo!
Te cuento mi experiencia de la semana pasada con esto:
Conversaba en un taller con usuarios de un hospital de día,(Pacientes psiquiatricos adultos), lo impropio quizas de etiquetar las lecturas como para niños. No olvidemos que todos llevamos uno dentro... Andersen es un buen autor como ejemplo, leimos el Patito feo...y mas de alguno supo reconocer cisnes en su vida y entender "Que no importa ser huevo mientras seas huevo de cisne".
Un abrazo!

Gonzalo («Darabuc») dijo...

Gracias a las dos por vuestros comentarios.

txoni3 dijo...

Hola Gonzalo encantada de estar por aqui me ha gustado mucho el comentario de Mariela sobre el patito feo, soy estudiante de educación social y madre de dos niños pequeños a los que he procurado inculcar el amor a la lectura jugando siempre porque creo que un libro siempre es un buen amigo y si te gusta leer raramente te aburrirás, además la comprensión lectora es la base para todos los demás aprendizajes; yo escribí un post sobre la lectura en un blog colaborativo de estudiantes en el que participo porque esto que vosotr@s haceis me parece mucho más importante que cumplir con ningún programa académico: http://eduso.wordpress.com/?s=el+placer+de+la+lectura
Saludos y que tengais un buen dia.

feteju dijo...

Iniciamos un apartado en nuestro Blog dedicado a intercambiar experiencias, pensamientos o cosas que pasan por tu cabeza, lo que nosotros denominamos RUN RUN.

Un abrazo literario.

Ayúdanos a cumplir nuestro sueño.

http://feteju.wordpress.com/el-run-run-rincon-literario/

Gonzalo («Darabuc») dijo...

Hola, Txoni:

Tu punto de vista me ha parecido muy acertado. Allá te he respondido.

Un saludo cordial