21 enero 2008

Café con versos para un sábado cualquiera

La Asociación Cultural Altair, de reciente constitución en el municipio en el que vivo, nace con varios proyectos de animación a la lectura. Uno de los que me resultan más interesantes, aunque no sea novedoso en sí mismo, es el de llevar los recitales poéticos a las cafeterías, un sábado de fútbol. Porque se han hecho en los salones de actos y en los teatros, pero también hay que llevar los versos al café (y a la calle, si no fuera aquí invierno). Hay que ofertar competencia al fútbol, para que lo vea quien así lo quiera, pero que no ocurra que, en un lugar pequeño y alejado de ciudades grandes, el deporte detente la posición de única posibilidad de ocio. Entiéndanme: no es una guerra. Es, sencillamente, una posibilidad más.

La selección de voces no deja de ser rigurosa: por lo que sé, Lorca, Cirlot, Kavafis y Neruda. Copio unos versos de Cirlot: "Ángeles". En la página de Altair pueden leer también "Homenaje"; en mi propio sitio, los "67 versos en recuerdo de Dadá" y la singular "Visio smaragdina".

ÁNGELES

Ángeles con coronas de yerba.
Ángeles como inmensos paisajes.

Ángeles como rayos erguidos.
Ángeles con vestidos de llamas.

Ángeles en el muro del odio.
Ángeles como rosas azules.

Ángeles de los lagos profundos.
Ángeles con los pies encendidos.

Ángeles con cabellos de hielo.
Ángeles con rumor de manzano.

Ángeles en la flor de los días.
Ángeles golpeando las frentes.

Ángeles de cristal y de aire.
Ángeles como manos de plata.

Ángeles con los brazos de humo.
Ángeles, o sonrisas, o ausencias.

Ángeles como lámparas de oro.
Ángeles recogiendo las brisas.

Dulcemente.

Ángeles, llorando en mi ventana.
Ángeles violetas y desnudos.

Ángeles con pálidas heridas.
Ángeles ardiendo como flores.

Ángeles surgidos de la sombra.
Ángeles del fondo de las piedras.

Ángeles de vidrio sonrosado.
Ángeles parados en el aire.

Ángeles cayendo hasta mis luchas.
Ángeles con hoces de diamantes.

Ángeles de pie sobre la lluvia.
Ángeles de hierro transparente.

Ángeles severos como águilas.
Ángeles altísimos y mudos.

Ángeles con alas de paloma.
Ángeles de las horas glaciales.

Ángeles o círculos radiantes.
Ángeles cantando entre mis labios.

Dulcemente.

Ángeles abiertos como cisnes.
Ángeles sobre un mar de ceniza.

Ángeles como nubes lejanas.
Ángeles, o miradas, o besos.

Ángeles temblorosos y puros.
Ángeles de jazmines y lirios.

Ángeles con violines de fuego.
Ángeles de rubíes celestes.

Ángeles como un éxtasis rojo.
Ángeles de mi sangre infinita.

Ángeles con espadas de niebla.
Ángeles del final de los tiempos.

Ángeles: conjunciones rugientes.
Ángeles como fuentes de perlas.

Ángeles de la calma absoluta.
Ángeles de la furia amorosa.

Ángeles de color amarillo.
Ángeles abrasando mis párpados.

Dulcemente.

2 comentarios:

Aula de adultos de Valjunquera dijo...

hola, nos ha gustado mucho tu blog

darabuc dijo...

Gracias por el comentario y suerte con el aula. Respondo en nombre del grupo (es un blog colectivo). Que us vagi molt bé,

Gonzalo